Conoce el Índice de Comercio Sostenible y qué países de la región destacan en su ránking 2023

El Índice Hinrich-IMD mide la capacidad de un país para participar en el comercio internacional respaldando los objetivos a largo plazo de crecimiento económico, protección ambiental y desarrollo social.

INFORMES ASG 03/01/2024 Redacción Reporte ASG
Indice Hinrich-IMD comercio sostenible
El Índice de Comercio Sostenible Hinrich-IMD 2023 midió la preparación y capacidad de 30 economías para participar en el sistema de comercio global.

El Centro de Competitividad Mundial del IMD y la Fundación Hinrich combinaron su experiencia para crear el Índice de Comercio Sostenible Hinrich-IMD, el cual permite estimular el debate entre los formuladores de políticas, los ejecutivos de empresas y los líderes de la sociedad civil que se esfuerzan por promover el comercio global sostenible y mutuamente beneficioso.

El Índice de Comercio Sostenible Hinrich-IMD mide la disposición y la capacidad de un país para participar en el sistema de comercio internacional de una manera que respalde los objetivos a largo plazo de crecimiento económico, protección ambiental y desarrollo social.  

Este índice se basa en la premisa de que, si bien el comercio mundial ha ayudado a sacar de la pobreza a cientos de millones de personas en todo el mundo, los beneficios no están exentos de riesgos. 

Además, se toma en consideración el hecho de que, si una economía no está preparada para las consecuencias del crecimiento del comercio, puede provocar perturbaciones laborales, degradación ambiental y un empeoramiento de la desigualdad. 

Sin embargo, se considera que una política gubernamental proactiva y responsable y una toma de decisiones corporativas con visión de futuro pueden aprovechar los elementos positivos del comercio y al mismo tiempo mitigar los negativos, creando una comunidad comercial mundial más sólida y sostenible.

Metodología aplicada 

El Índice de Comercio Sostenible Hinrich-IMD 2023 midió la preparación y capacidad de 30 economías para participar en el sistema de comercio global de una manera que respalde los objetivos a largo plazo de crecimiento económico, protección ambiental y desarrollo social.

Para alcanzar este objetivo se emplearon 71 indicadores (datos) de una amplia variedad de fuentes, que luego se agruparon en tres pilares principales: el económico, el social y el ambiental.

El pilar económico

Este pilar mide la capacidad de una economía para asegurar y promover el crecimiento económico a través del comercio internacional. En esta categoría, las economías reciben puntuaciones por indicadores que demuestran un vínculo entre el sistema de comercio y el crecimiento económico.

Algunos indicadores captan la calidad de la infraestructura comercial, mientras que otros miden la facilidad para realizar el comercio internacional, como la convertibilidad de la cuenta corriente, la estabilidad del tipo de cambio y los costos comerciales asociados con las transacciones transfronterizas.

Asimismo, se mide la diversificación de las exportaciones evaluando los destinos del comercio bilateral de una economía y el grado de concentración de sus exportaciones por sector, porque las economías con mercados y productos de exportación diversificados están mejor equipadas para absorber shocks económicos externos.

Además, se considera la infraestructura tecnológica y las capacidades de innovación de una economía evaluando su énfasis en las inversiones en investigación y desarrollo y en las tecnologías digitales, que son impulsores clave para la producción de bienes y servicios sofisticados y sostenibles.

El pilar social

En este caso, se toma en cuenta que los factores sociales influyen en la capacidad de una economía para comerciar internacionalmente a largo plazo. Las economías se miden en función del entorno que fomenta y apoya el desarrollo del capital humano, como el alcance de la educación y los estándares laborales.

Este pilar también captura factores que influyen en el apoyo público a la expansión del comercio. Estos incluyen la desigualdad de ingresos, la estabilidad política, los bienes producidos mediante trabajo forzoso e infantil y la respuesta gubernamental a la trata de personas.

El pilar ambiental

Este pilar mide en qué medida el comercio de una economía respalda los recursos sostenibles. Al respecto, los factores incluyen mediciones de los recursos naturales no renovables en el comercio y la gestión de las externalidades que surgen del crecimiento económico y la participación en el sistema de comercio global.

Además, se toma en consideración que, si bien la capacidad de una economía para participar en el sistema de comercio global depende del desarrollo económico, lograr un comercio sostenible requiere una administración prudente de los recursos naturales y limitar las externalidades en el cálculo económico de una economía para promover su capital ambiental general.

Sobre este punto, los indicadores de esta sección miden el capital ambiental de una economía e incluyen indicadores de contaminación del aire y del agua. En términos de impacto futuro, se miden los estándares ambientales nacionales, las emisiones de carbono y la participación de los recursos naturales en las exportaciones.

Los países latinoamericanos más destacados

De acuerdo con este índice de comercio sostenible 2023, los cuatro países de América Latina mejor posicionados en su ránking son: Chile, que se ubica en la posición número 11; México, que aparece en el puesto 15; Ecuador en el lugar 20 de este índice; y Perú en el puesto número 20.

Estos cuatro países han mostrado avances significativos en el desarrollo y adopción de medidas y estrategias que apuntan hacia un comercio internacional más sostenible.

Es importante señalar que en el Top 5 de este índice se encuentran Nueva Zelanda, Reino Unido, Singapur, Hong Kong y Australia.

El dato final

La Fundación Hinrich es una organización filantrópica única, con sede en Asia, que trabaja para promover el comercio global sostenible y mutuamente beneficioso. Esta institución cree que el comercio global sostenible fortalece las relaciones entre las naciones y mejora la vida de las personas y apoya programas originales de investigación y educación que fomentan la comprensión y el liderazgo en el comercio global. 

Asimismo, se enorgullece de adoptar un enfoque independiente, basado en hechos y objetivos, y de ser una fuente autorizada de conocimiento, análisis precisos e ideas frescas para los formuladores de políticas, las empresas, los medios y los académicos involucrados en el comercio global.

TE PUEDE INTERESAR
LO MÁS VISTO