Foro Económico Mundial: Déficit de formación en financiación verde podría frenar el progreso climático

Se necesitan más conocimientos especializados para establecer la financiación sostenible necesaria para poder mitigar el cambio climático en los mercados emergentes y las economías en desarrollo.

INFORMES ASG 07/03/2024 Redacción Reporte ASG
formación finanzas verdes
El Foro Económico Mundial y otras organizaciones se han sumado a la iniciativa Alianza para el Desarrollo de Capacidades de Inversión Sostenible (CASI, por sus siglas en inglés).

Frente a las necesidades de inversión para mitigar el cambio climático en los mercados emergentes y las economías en desarrollo, las cuales se podrían cuadruplicar hasta alcanzar los 2 billones de dólares en 2030, se necesitan más conocimientos especializados para establecer la financiación sostenible necesaria para enfrentar este problema.

Por esta razón, el Foro Económico Mundial y otras organizaciones se han sumado a la iniciativa Alianza para el Desarrollo de Capacidades de Inversión Sostenible (CASI, por sus siglas en inglés) con el fin de contribuir al desarrollo de las capacidades de financiación sostenible de los mercados emergentes y las economías en desarrollo.

Así lo refieren Ma Jun, presidenta del Comité de Finanzas Verdes de la Sociedad China de Finanzas y Banca, y Gim Huay Neo, director gerente del Foro Económico Mundial, en un artículo publicado en la web del Foro Económico Mundial donde se señala que, además de las enormes necesidades de financiación, los mercados emergentes y las economías en desarrollo carecen a menudo de una oferta nacional de recursos financieros sostenibles.

Esto se debe al hecho de que aún tienen que desarrollar sus taxonomías ecológicas, sus requisitos de divulgación de la sostenibilidad y sus productos financieros ecológicos, junto con los incentivos políticos para la financiación ecológica.

 

Falta de experiencia y recursos humanos

Para los autores de este artículo, detrás de esta ausencia oferta nacional de recursos financieros sostenibles hay una falta de experiencia y recursos humanos para establecer y operar un sistema financiero sostenible en estos países, tal y como lo ratificó el Grupo de Trabajo sobre Finanzas Sostenibles del G20.

“Las autoridades públicas, en colaboración con los actores del sector privado, las instituciones académicas y de investigación, las ONG y las asociaciones industriales, deben coordinarse entre sí para reforzar y crear sinergias en la prestación de servicios de capacitación para las finanzas sostenibles de manera coherente con los planes y prioridades nacionales de desarrollo sostenible”, indicó este grupo de trabajo en su Informe sobre Finanzas Sostenibles 2023.

Tres razones de la falta de conocimientos

Según los articulistas, hay varias razones que explican la falta de conocimientos en los mercados emergentes y las economías en desarrollo:

  • En primer lugar, la educación financiera tradicional rara vez se extiende a la sostenibilidad ambiental, pues el medio ambiente ha seguido siendo durante mucho tiempo una externalidad en la economía.
  • En segundo lugar, las finanzas verdes han evolucionado rápidamente en los últimos años, caracterizándose por la proliferación de normas, iniciativas y productos. Sin embargo, estas innovaciones se concentran principalmente en los países de la OCDE y en un puñado de países en desarrollo, como China.
  • En tercer lugar, la ayuda exterior para los mercados emergentes y las economías en desarrollo procede principalmente de la financiación de proyectos por parte de los bancos multilaterales de desarrollo. Sin embargo, debería prestarse más atención a la creación de capacidad para ecologizar los sistemas financieros nacionales.

Principales obstáculos a la formación

En los últimos años, algunas organizaciones internacionales y no gubernamentales han proporcionado formación y asistencia técnica a mercados emergentes y economías en desarrollo sobre diversos aspectos del desarrollo de mercados financieros sostenibles. 

Sin embargo, estos esfuerzos se enfrentan a varios problemas:

  • Debido a la falta de un presupuesto considerable, la mayoría de los programas de capacitación son a pequeña escala y no pueden satisfacer la enorme demanda potencial.
  • Muchos programas de formación se desarrollan de forma aislada, sin coordinación con otros proveedores de contenidos, lo que da lugar a una duplicación de esfuerzos.
  • Muchos programas tienen un enfoque limitado y no integran los conocimientos de todo el campo de las finanzas sostenibles, lo que es necesario para crear impacto.
  • La mayoría de los programas de capacitación se dirigen a un público potencial o una región geográfica reducidos, lo que significa que su contenido podría aprovecharse mejor.
  • La mayoría de las actividades de capacitación son seminarios presenciales ad hoc o reuniones de Zoom con una escalabilidad limitada, en lugar de cursos en línea estructurados.

Cerrar la brecha de la financiación verde

Este artículo del Foro Económico Mundial señala que las finanzas verdes no pueden ser sólo unos pocos productos, sino más bien un ecosistema.

Entre los elementos necesarios para desarrollar un ecosistema financiero verde, destacan cuatro temas en los que el desarrollo de capacidades es más necesario: 

  • Marcos políticos sólidos, incluida la taxonomía de las finanzas verdes y las normas de divulgación.
  • Productos financieros verdes.
  • Mecanismos de incentivos.
  • Incubación de proyectos verdes locales.

Un enfoque “descendente”

Los autores destacan que un enfoque "descendente" para los mercados emergentes y las economías en desarrollo, impulsado por los gobiernos a través de mejores políticas, incentivos y taxonomías, puede ayudar a moldear el comportamiento del mercado, alinear el panorama normativo con los objetivos de sostenibilidad y, en última instancia, impulsar la confianza de los inversores.

Mientras tanto, los propietarios de proyectos ecológicos también deben recibir formación para preparar estos proyectos con vistas a una mejor financiabilidad, traduciendo la necesidad de desarrollo ecológico en realidad.

Nueva iniciativa para generar conocimientos

Reconociendo estos retos y respondiendo al llamamiento del G20 para que se redoblen los esfuerzos y la coordinación a escala mundial para el desarrollo de capacidades, el Foro Económico Mundial y otros socios, en colaboración con el Instituto de Finanzas y Sostenibilidad (IFS), un grupo de reflexión chino sobre finanzas verdes con sede en Pekín, puso en marcha una nueva iniciativa denominada Alianza para el Desarrollo de Capacidades de Inversión Sostenible (CASI, por sus siglas en inglés).

Su objetivo es convertirse en una plataforma mundial para la creación de capacidad financiera sostenible dedicada a los mercados emergentes y las economías en desarrollo, consolidando los conocimientos y la experiencia de sus organizaciones miembros y distribuyéndolos más ampliamente.

Para hacer frente a algunos de los retos mencionados, la CASI pretende:

  • Consolidar los contenidos educativos elaborados por las instituciones miembros para evitar la duplicación de esfuerzos.
  • Hacer llegar los contenidos a un público más amplio, colaborando con sus socios de distribución.
  • Desarrollar nuevos medios de distribución, incluidas muchas formas de cursos profesionales en línea, programas de certificación y actividades de formación presencial.
  • Integrar los contenidos y adaptarlos para su mejor utilización en el contexto de un país en desarrollo.

Creación de capacidad financiera sostenible

Hasta la fecha, 40 instituciones mundiales se han comprometido a unirse a la CASI. Entre sus miembros figuran el IFS, el Fondo de la Ruta de la Seda, HSBC, Standard Chartered Bank, la Oficina de Facilitación de la Financiación de Infraestructuras de la Autoridad Monetaria de Hong Kong, Neuberger Berman y el Instituto CFA.

También se unieron a esta iniciativa el Foro Económico Mundial, la Red de Banca y Finanzas Sostenibles, el Centro de Finanzas Sostenibles del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, los Principios de Inversión Responsable de las Naciones Unidas, el Instituto de Recursos Mundiales, la Asociación Internacional de Mercados de Capitales, la Asociación de la Industria de Valores y Mercados Financieros de Asia, la Confederación de la Industria Empresarial, la Asociación de Finanzas Verdes de Hong Kong y muchos otros.

La visión de la CASI es formar a 100 000 especialistas en finanzas sostenibles para los mercados emergentes y las economías en desarrollo de aquí a 2030, ofreciendo programas de formación presenciales en los principales continentes, incluidos África, la ASEAN, Asia Central, Oriente Medio y América Latina, y diversos programas de aprendizaje electrónico. 

Los destinatarios de los programas de la CASI son reguladores financieros y responsables políticos, altos directivos de instituciones financieras, proveedores de servicios (como los que ofrecen servicios de verificación ecológica, contabilidad del carbono y divulgación de información) y empresas que desean poner en marcha proyectos ecológicos y financiables.

El dato final

El Foro Económico Mundial, a través de su iniciativa Giving to Amplify Earth Action (Donar para Ampliar la Acción por la Tierra, GAEA), quiere ayudar a movilizar a filántropos, empresas, entidades financieras privadas y gobiernos para reunir los recursos necesarios para formar a estos 100.000 profesionales de las finanzas en finanzas sostenibles en todo el mundo. 

Estos profesionales se formarán para ayudar a acelerar los acuerdos financieros en energías renovables y a refinanciar las centrales térmicas de carbón en todo el mundo, diseñar nuevos productos financieros innovadores para permitir a las empresas lograr la transición verde, y lograr que las startups verdes alcancen mayor escala internacional.

TE PUEDE INTERESAR
LO MÁS VISTO